Biología

Implante cerebral restablece el uso del brazo de un hombre paralítico

Implante cerebral restablece el uso del brazo de un hombre paralítico

Por primera vez en la historia, un hombre paralítico ha recuperado la capacidad de mover su mano utilizando solo señales de su cerebro. Un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Ohio ha sido pionero en una investigación que le ha permitido a Ian Brukhart mover su mano una vez más, incluso pudiendo realizar tareas cotidianas con la mano. La tecnología anterior usaba robótica o sensores nerviosos en el brazo del paciente, pero esta tecnología es la primera en usar un chip incrustado en el cerebro del paciente que lee sus pensamientos y traduce esa señal a electrodos en su brazo. Esencialmente, el dispositivo cortocircuita el cerebro y le permite controlar los músculos una vez más, evitando las vías dañadas.

Hasta ahora, el dispositivo está bastante limitado a sus aplicaciones, ya que Ian solo puede usarlo cuando está bajo el cuidado y la supervisión del personal médico del Centro Médico Wexner. Sin embargo, para alguien que está paralizado, poder mover la mano incluso unas pocas horas a la semana es una sensación increíble. El equipo desarrolló una funda especial que se conecta a una computadora que interpreta las ondas cerebrales del paciente en datos utilizables.

Según Time, Burkhart era un estudiante de primer año de la universidad cuando sufrió una lesión cerebral devastadora después de sumergirse en una ola del océano, sin darse cuenta de que había una barra de arena poco debajo. El diminuto chip implantado en el cerebro de Ian contiene 96 electrodos diferentes que se conectan a donde el cerebro enviaría señales a la extremidad paralizada. A través de una cuidadosa colocación por parte de los cirujanos detrás de la investigación, este avance está ganando terreno.

[Fuente de imagen: Centro médico OSU Wexner]

La sensación en el brazo de Burkhart aparentemente se siente como un ligero cosquilleo, pero esto se ve ensombrecido por la capacidad de mover su brazo. Una cosa de la que quizás no se dé cuenta acerca de cómo hacer que esta tecnología funcione es la cantidad de concentración que se necesita para enfocar sus ondas cerebrales. Mover nuestros apéndices ahora a menudo requiere poco pensamiento, pero señalar sus pensamientos a una extremidad que no tiene es todo un desafío, según Burkhart. El algoritmo informático que interpreta sus pensamientos aprende activamente y mejora su capacidad de traducir pensamientos en impulsos eléctricos reales.

[Fuente de imagen: Centro médico OSU Wexner]

Si bien esta tecnología aún se encuentra en su infancia, esto representa un gran avance cuando se trata de comprender cómo funciona el cerebro y cómo responde al trauma. Los investigadores están buscando mejorar la tecnología posiblemente creando un chip implantado menos invasivo e incluso reemplazando el manguito del electrodo con dispositivos totalmente implantables. Quién sabe, tal vez en algún momento en el futuro cercano, la paralización se convierta en un trastorno curable.

VEA TAMBIÉN: El sistema de estimulación cerebral puede enseñarle a volar

Ver el vídeo: Tetrapléjico mueve brazo gracias a implantes cerebrales (Octubre 2020).